Seleccionar página

El Alzheimer es una enfermedad mental progresiva se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro y una disminución de la masa cerebral. Los síntomas son: pérdida de la memoria a corto y largo plazo, problemas de razonamiento, incomprensión de palabras comunes, desorientación, cambio de carácter, entre otros.

Actualmente no existe un tratamiento que detenga el avance de la enfermedad, existen medicamentos para tratar los síntomas de la demencia. Las últimas investigaciones sobre la demencia han aportado conocimientos mucho más profundos sobre cómo la enfermedad afecta al cerebro. Actualmente, los investigadores continúan buscando tratamientos más efectivos y una cura, así como formas para prevenir la enfermedad de Alzheimer y mejorar la salud del cerebro.

Estos signos te pueden ayudar para prevenir esta enfermedad y acudir cuanto antes al especialista ya que existen medicamentos para tratar los síntomas y retrasar la evolución del Alzheimer si se detecta a tiempo.

1.       Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana. Uno de los signos más comunes es la pérdida de memoria, especialmente olvidar información recién aprendida.

2.       Dificultad para planificar o resolver problemas. Muchas personas pueden experimentar cambios en su capacidad para desarrollar y seguir un plan o actividad o manejarse con los números. Pueden tener dificultad para concentrarse y se toman mucho más tiempo de lo habitual para hacer las cosas.

3.       Dificultad para desempeñar tareas de casa o del hogar. En muchas ocasiones las personas que sufren esta enfermedad tienen problemas para realizar las tareas cotidianas.

4.       Problemas al utilizar las palabras o escribir. Esta deficiencia se hace cada vez más notoria para el afectado, llegando a tener serios problemas para continuar una conversación.

5.        Desorientación de tiempo o lugar. Muchas veces a las personas que sufren esta enfermedad se les olvidan las fechas, estaciones y el paso del tiempo. Es posible que no recuerden donde están y como han llegado hasta allí.

6.       Dificultad en comprender imágenes visuales. Para algunas personas, tener problemas de la vista es una señal de Alzheimer.

La enfermedad se caracteriza por presentar una evolución lenta pero progresiva en la que, poco a poco, van disminuyendo las capacidades que los pacientes tienen para desenvolverse de forma autónoma en su día a día. Comenzar un tratamiento lo más pronto posible hará que la persona enferma se sienta más cómoda y que sea capaza de llevar a cabo ciertas funciones personales de manera independientes por más tiempo.